Los cachorros se entregan a partir de las ocho semanas, inscritos en LOE de la Real Sociedad Canina española, microchip, vacunas (al menos dos), garantía  sanitaria vírica de diez días, pasaporte y copia de certificados de salud de los progenitores.
 .